miércoles, 24 de febrero de 2016

30 años de Cooper -13 febrero 2016

30 años de Alex Cooper componiendo canciones que te hacen sentir algo, que te hacen apréndertelas como un niño se aprende la lección. Alex Cooper ha querido rendir homenaje a sus Flechazos, los que seguimos a estos y a Cooper después siempre pedimos una cancioncita de postre, pero Alex fiel a sus principios siempre ha dicho que Cooper no es los Flechazos. Ahora ha querido publicar este disco joya doble Popcorner, con esa cuidada presentación que nunca defrauda, al igual que sus entradas. Aun tengo guardadas sus entradas de hace 25 años.
Es más que un grupo para toda la familia. Seve me empezó a engatusar hablándome en el 90 a todas las horas de Los flechazos, me empezó a llevar a la sala Silikona, a Revólver, al Siroco y allí se ponía en primera fila a cantar todas y a saltar sin parar, porque en esos conciertos no se paraba de un tema a otro. Cuando se deshizo el grupo todos nos quedamos tristes, eramos una legión de fieles, pero agradecimos que esa preciosa voz de Alex siguiera con el proyecto de Cooper, su voz y sus letras seguían con nosotros. Pasaron los años y esa legión empezó a procrear y como no nos dejaban ir de conciertos, Alex pensó en eso y empezó a programar conciertos al aire libre, por la tarde en el Matadero de Madrid, en acústico y empezó a conocer a los peques que le miraban embelesados aprendiéndose todas las canciones en el coche con sus padres, creo que de las pocas que oyen en español. Su cercanía y humildad hacen que se le admire más.
El año pasado triunfó con la gira del aperitivo donde padres y niños disfrutamos de lo lindo cantando al mediodía con una Mirinda en la mano.
El día 13 de febrero todos teníamos la misma ilusión de hace 20 años "esta tarde voy a cantar y bailar hasta que no pueda más" y así fue. La Riviera estaba llena con las entradas agotadas desde varios días antes, las Lambrettas y las parkas reluciendo en la entrada, la gente con ilusión entrando en la sala al ritmo del "Tell mamma " de Etta James como si entráramos al Wigan Casino. Javier Sun de telonero recibiendo con su guitarra a todos estos seguidores y unos cuantos niños. Cuando salió el grupo al escenario a más de uno le vino un recuerdo. El sonido perfecto,como siempre y la gente empezó a cantar las canciones de principio a fin, nunca he visto nada igual. El momento llegó cuando Héctor Escobar y Elena Iglesias subieron a tocar un tema con Alex, la emoción brotó en ellos tres  y en el resto del público.
De impresión también el batería todoterreno Javi Skunk, Dani Charras a los teclados y la sección de viento que no nos hicieron notar nada distinto. Aunque Cooper sin Nacho nos daba nostalgia.Seguir este ritmo imparable no es fácil.
Todo este año estará de gira, pero este primer concierto ha sido algo especial e inolvidable.

En cuanto al disco ha sabido coger lo mejor de cada etapa, incluso una canción genial "No quiero recordarte" de su Ópera prima que suena de maravilla. Temazos que son himnos de todos sus discos flechazo "Quiero regresar" "Viviendo en la era pop" "Suzette""Lo conseguí" "Luces rojas" "A toda velocidad" y los mejores para mí de Cooper "Entre girasoles" "Arizona" "Rabia"
!!Felicidades y a por otros 30!! Allí estaremos con los nietos.